El Globo lo ganó

Muy poco pasó en barrio Nehuenche entre la Juve y el Rojo

En el estadio del “Vagón sin Ruedas” de barrio Nehuenche completaron la tercera fecha del torneo local de Primera división los elencos de Juventud y Carabelas, en un duelo que dejó bastante poco para el análisis.

El conjunto conducido por Omar Fachile, que venía de ganarle de visitante a El Huracán, tenía como objetivo seguir sumando de a tres para aprovechar un traspié de Jorge Newbery, en tanto el Rojo intentaría quedarse con la primera victoria, porque perdió con El Huracán en la primera fecha y en la segunda tuvo descanso.

En barrio Nehuenche ninguno de los dos pudo cumplir con el objetivo del triunfo y también quedaron en deuda en lo futbolístico, con pocas situaciones de peligro y un marcador que no se modificó en los noventa minutos, que terminó siendo favorable a Juventud, que mantiene el invicto y está a un punto de los líderes.

 

El Globo lo ganó en la última jugada y llegó a la punta

Tras un zapatazo de Daniel Fioravanti que dio en el travesaño apareció Nahuel Torres para empujarla al minuto 45 del segundo tiempo para darle el triunfo a El Huracán, que bajó al puntero Jorge Newbery.

Por lo que estaba sucediendo en la parte final del partido prácticamente era imposible que los dos pudieran romper el cero en barrio Progreso, sin embargo en el último minuto del partido y tras un disparo de Daniel Fioravanti que dio en el travesaño fue Nahuel Torres el que apareció para empujarla y darle el triunfo a El Huracán, logrando el Globo recuperarse de la caída de la semana pasada y rompiendo con el invicto de Jorge Newbery, que había ganado en las dos fechas iniciales.

En el estadio “Esteban Balín” de barrio Progreso se disputó una nueva edición del clásico de los barrios vecinos entre Jorge Newbery y El Huracán, con el Rojinegro buscando seguir en la senda del triunfo para mantener el uno en la tabla y el Globo la recuperación tras la derrota ante Juventud.

En barrio Progreso lo mejor durante gran parte del primer tiempo se vio del lado de la visita, que buscó asociarse de tres cuartos de cancha en adelante y llegó en un par de ocasiones, siendo la más peligrosa la que sucedió a los 13 minutos cuando Daniel Fioravanti entró por la derecha y sacó un remate que se fue por arriba del travesaño.

En los últimos 15 minutos el juego se emparejó y Jorge Newbery también tuvo su chance, fue en los pies de Agustín Martino, que jugó una pared con Mateo Amichetti y al ingresar al área también disparo por arriba del horizontal.

En la segunda etapa fue el local el que adelantó líneas y le generó algunas preocupaciones a la defensa de El Huracán, sin embargo le faltó profundidad y decisión para exigir a Brian Bortel.

El Huracán recién reaccionó sobre los 24 cuando José Almirón probó de media distancia y Facundo Rodríguez debió volar para despejar el esférico.

Tras esta acción fue muy poco lo que pasó en el juego, comenzó a pesar el cansancio y las imprecisiones al momento de manejar la pelota fueron varias, por eso era casi cantado que en barrio Progreso no se iba a abrir el marcador.

Cuando parecía que los dos se conformaban con el punto, sobre el minuto 45 el que buscó sorprender desde fuera del área fue Daniel Fioravanti, quien sacó un potente disparo, la rozó Facundo Rodríguez, el balón dio en el travesaño y quedó picando, y mientras todos los defensores de Jorge Newbery miraban llegó Nahuel Torres para empujarla con el arquero vencido.

El diez de El Huracán, uno de los más claritos al momento de manejar la pelota, fue el encargado de definir el encuentro, porque fue muy poco el tiempo que le quedó al Rojinegro como para salvar el punto.

El conjunto conducido Fabio Arozamena le quitó el invicto a Jorge Newbery, se recuperó de la derrota del viernes pasado y también se prendió en lo más alto de la tabla.

Compartí esta nota