El Gobernador también acusó al ministro de Seguridad porteño en uso de licencia y al vocero de la Corte Suprema de incurrir en el delito de "incumplimiento de los deberes de funcionario público"

Kicillof denunció penalmente a D’Alessandro y Robles por “tráfico de influencias”

En medio de una fuerte disputa por la coparticipación y la pelea del oficialismo con la Corte Suprema de Justicia, el gobernador Axel Kicillof presentó una denuncia penal contra el vocero del presidente de la Corte Suprema de Justicia, Silvio Robles, y el ministro de Seguridad y Justicia porteño, Marcelo D’Alessandro, ante los Tribunales Federales de La Plata, por los presuntos delitos de tráfico de influencias e incumplimiento de los deberes de funcionario público.

En la presentación judicial, el mandatario consideró que el fallo del máximo tribunal respecto de la coparticipación en beneficio a la Ciudad de Buenos Aires “habría sido producto del tráfico de influencias de funcionarios de la Corte Suprema y del gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”.

Kicillof aseguró que la provincia de Buenos Aires es “históricamente la más perjudicada” respecto al reparto de fondos coparticipables y aseguró que dicha situación “ahora se ve agravada por una decisión no solo injusta e ilegal de la Corte Suprema”, sino que además habría sido producto de estos supuestos delitos.

“Pretenden así quitarle recursos que les corresponden a las provincias para otorgárselos a la ciudad más rica del país y así financiar la campaña presidencial del Jefe de Gobierno”, agregó la denuncia que presentó el gobierno bonaerense en un embate directo a Horacio Rodríguez Larreta.

La acusación de la administración provincial se base en los chats filtrados entre Robles y D’Alessandro “cuyo contenido configura conductas prohibidas a su condición de funcionarios públicos de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, y del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”, reza el texto.

Tweet de Julio Alak

“Los denunciados mantuvieron diálogos de los que se evidencia una grave acción delictiva teniendo en cuenta la condición de funcionarios que los mismos ostentan”, consideró el Gobernador.

Además, señaló que durante la conversación entre ambos denunciados “se produce un intercambio de información relacionadas a causas judiciales que tienen como partes al Gobierno Nacional y la CABA, puntualmente la referida a la disputa mantenida por la coparticipación de recursos”.

Para Kicillof hay evidencia de sobre de “supuestos vínculos que el Ministro porteño mantuvo con Silvio Robles” para coordinar “fallos judiciales del Alto Tribunal que explícitamente benefician, en general, a la alianza política Cambiemos y en particular al gobierno de Horacio Rodríguez Larreta, jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires”.

“Los chats publicados ilustran que Robles, en representación de Rosatti, habría indicado a D’Alessandro cómo debía proceder la alianza opositora en el Congreso de la Nación, a los efectos de poder obtener de esa ilegal manera una mayoría propia en el Consejo de la Magistratura”, advirtió en la presentación judicial.

Finalmente, el mandatario remarcó que en la disputa por la coparticipación “las provincias nunca fueron escuchadas por la Corte Suprema pese a los reiterados pedidos presentados en tiempo y forma”. “Hoy el Congreso de la Nación tramita el juicio político contra la Corte por varias conductas opuestas a lo que dicta la Constitución Nacional. Los hechos denunciados hoy deben ser investigados por fiscales y jueces que sean verdaderamente independientes. Se debe impedir este arreglo político completamente ilegal. A nosotros nos corresponde defender el federalismo y a la provincia de Buenos Aires”, finalizó.

Compartí esta nota