Estados Unidos demandó a Google por monopolio de la publicidad

La empresa Google fue demandada por el Gobierno de los Estados Unidos por monopolio en el sector publicitario y piden que venda parte de su negocio.

Este martes fue presentada, por el departamento de Justicia de Estados Unidos (DoJ), una demanda contra la compañía estadounidense Google por monopolio en el sector publicitario, “corrompiendo la competencia legítima en el sector de la tecnología publicitaria”.

“Google utilizó medios anticompetitivos, excluyentes e ilegales para eliminar o disminuir gravemente cualquier amenaza a su dominio sobre las tecnologías de publicidad digital”, remarcó el comunicado oficial difundido por los demandantes.

Frente a esta situación, se le reclamó al Tribunal del Distrito Este de Virginia que obligue a la empresa a vender parte de su negocio de publicidad.

“La competencia en el espacio de tecnología publicitaria está rota, por razones que no han sido accidentales ni inevitables, un mastodonte de la industria, Google, ha corrompido la competencia legítima de la industria de tecnología publicitaria participando en una campaña sistemática para tomar el control de una amplia gama de herramientas de alta tecnología usadas por editores, anunciantes y corredores para facilitar la publicidad digital”, añadieron.

Varios Estados apoyaron la decisión y acompañaron al Gobierno, estos son: Virginia, California, Colorado, Connecticut, Nueva Jersey, Nueva York, Rhode Island y Tennessee, quienes acusaron a Google de quedarse con “al menos” el 30% de las campañas que pautan los anunciantes en los sitios webs, a través de su tecnología publicitaria.

En este sentido, Estados Unidos le pidió a la Justicia que, “cómo mínimo” obligue a Google a vender Google Ad Manager, incluyendo su servidor publicitario, la gama de herramientas Double Click y la plataforma de compraventa de anuncios AdX.

Cabe mencionar que no es la primera vez que Google es demandado por los Estados Unidos. En el 2020, el organismo estatal realizo un proceso judicial alegando que la empresa había incurrido en prácticas monopolísticas para dominar el sector de las búsquedas en Internet, así como la publicidad en dichas búsquedas.

Compartí esta nota